RESINA EN POLVO

UNA VIEJA AMIGA QUE NUNCA NOS FALLA

Cuando inicie en los materiales compuestos (fin de los años ochenta) me encontré que el mercado solo conocía dos tipos de resinas poliéster: la resina común y la anti acida. Este último término se refería a la resina bisfenolica en polvo también llamada Atlac 382, Hetron 700, Vipel F282 o Dion 382E/6694. Estaba aún por desarrollar en nuestros mercados la resina vinilester la cual luego de un tiempo, trajo una mayor variedad de resinas para hacer trabajos de resistencia química como tanques, tuberías o revestimientos.

resina en polvo

Con la entrada de la resina vinilester, la resina bisfenolica paso a un segundo plano pero, en mercados pequeños donde las aplicaciones de resistencia química no eran frecuentes, siguió teniendo un papel estelar: esta resina al comercializarse en polvo, sin de monómero estireno, tiene una duración casi indefinida lo cual permite almacenarla sin perder propiedades, por meses e incluso años lo que permite al usuario mantener el producto almacenado hasta cuando sea estrictamente necesaria su aplicación.

En nuestros talleres, las resinas poliéster de uso común son fácil de conseguir y tienen más de un proveedor. No es el caso de las resinas anti acidas o de resistencia química donde por lo general el producto hay que encargarlo con tiempo, demora su compra y muchas veces por el afán o necesidad del cliente, se pierde el trabajo. En este caso, tener la resina bisfenolica en polvo puede ser muy práctico y útil para esos trabajos que salen de improviso y que por lo general son muy bien pagos.

resina en polvoresina en polvo

En resistencia química, nunca puede emplearse la resina común con la que a diario se trabaja. El ataque químico al que pueden enfrentarse no es nada despreciable, el cual se vuelve más severo con el aumento de la temperatura. Un producto químico moderadamente agresivo puede dañar un tanque o equipo industrial en menos de una semana ocasionando pérdidas cuantiosas y costosas paradas de planta lo cual no es para nada deseable ni para usted ni para su cliente.

Algunos pensarán que es difícil preparar la resina bisfenolica, pasar de polvo a líquido, pero en realidad es una tarea fácil. La resina se prepara rápidamente con un mezclador mecánico tipo taladro de mano, adicionando partes iguales de resina en polvo, estireno y pequeñas cantidades de los acelerantes respectivos.

Otras personas opinaran que el producto es costoso pero esto no es así, ya que el verdadero cálculo del costo se debe hacer promediando el precio de la resina en polvo con el precio del estireno. Es decir, que de un kilo de resina en polvo al mezclarse con estireno respectivo, salen dos kilos de resina lista para trabajar y es éste rendimiento lo que hace que la resina bisfenolica tenga un precio moderado.

Durante mucho tiempo las resinas bisfenolicas se emplearon para hacer todo tipo de aplicaciones de resistencia química donde los productos fabricados lograban una excelente duración a costos razonables.

La resina Bisphenol-A fumarate (Resina en polvo), como se le conoce técnicamente, está especialmente diseñada para resistir agua, ácidos y sales a temperaturas altas (hasta 120 °C) y soluciones alcalinas a temperaturas medias.

 resina en polvo

No obstante lo anterior, la amplia trayectoria y confiabilidad de las resinas de resistencia química, con más de 40 años de aplicaciones en todo el mundo permiten que con la información técnica existente se pueda determinar con más precisión la mejor resina (costo/beneficio) que usted debe utilizar en la fabricación del equipo industrial/reparación que va a estar en las condiciones agresivas especificas a las que usted se enfrenta. Basta saber el producto químico que se va a manejar, su concentración y la temperatura de trabajo. La información técnica también orienta sobre el sistema de catalización más apropiado, sobre el empleo de algunos tipos fibras, velos, procedimientos, etc.

Es fundamental hacer una selección adecuada de la resina especial que va a emplear, una buena construcción de la barrera química con la resina y fibras adecuadas, el correcto sistema de catalización y por último, asegurar un completo endurecimiento de la resina, factores claves para enfrentar apropiadamente el ataque químico.

La resina bisfenolica puede ser la respuesta más apropiada para la mayoría de aplicaciones comunes en el mercado. De todas formas por su presentación en polvo y los largos tiempos de almacenamiento muchas veces hacen del producto la mejor opción para tratar de urgencia problemas en plantas industriales que utilicen los materiales compuestos como parte de su infraestructura.

Recuerde que para obtener la máxima resistencia mecánica y química de las resinas, los tanques, equipos industriales y/o sus reparaciones, deben ser post curados (asegurar el total endurecimiento con calor) luego de su elaboración y antes de colocarlos en funcionamiento. Además, la resistencia química se ve disminuida si a la resina se le adiciona cargas de relleno, pigmentos, aditivos tixotrópicos y/o exceso de estireno.

Hoy, usted cuenta con una amplia gama de resinas de resistencia química y todo el respaldo de compañías internacionales fabricantes que a su vez están garantizando los productos y suministrando información para que todo aquel cliente que quiera hacer productos de calidad, cuente con las herramientas para asegurar una aplicación exitosa y duradera.

Si existen dudas o inquietudes, no dude en consultar. Durante los últimos 28 años nuestro personal ha sido participe con éxito de un gran número de aplicaciones de los materiales compuestos para resistencia química. Fibraplus.com “un mundo de posibilidades para un selecto grupo de usuarios”

imágenes tomadas de google/imágenes

1 comment on “RESINA EN POLVO”

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *