PLÁSTICOS RETARDANTES AL FUEGO

Como se sabe todas las resinas comerciales son fabricadas con materias primas derivadas de petróleo las cuales, por desgracia hacen que todo tipo de plásticos, incluyendo las resinas poliéster, epoxicas, poliuretanos, etc., sean materiales combustibles.

El creciente uso de los plásticos reforzados con fibras de vidrio ha generado mayor exigencia para que los productos terminados ofrezcan seguridad para las personas, cuando esté presente del fuego.

Aunque no se puede tener elementos plásticos con características de incombustibilidad, si se puede tener elementos con retardancia al fuego, es decir, plásticos que tienen una química especial que los hace más seguros, ofrecen un mayor tiempo de respuesta durante la eventual aparición del fuego, salvando vidas humanas y evitando mayores perjuicios económicos.

Retardancia no significa incombustibilidad. El elemento plástico sigue siendo combustible pero, cuando aparece la llama, ésta no le entra fácilmente, hay como una barrera. Luego de la insistencia del fuego por consumir todo, un momento después entra a la pieza plástica pero su avance, es despacio como si se consumiera en cama lenta y lo mejor de todo, una vez se elimina la fuente de combustión (lo que origina el fuego) el elemento plástico se apaga automáticamente (auto extinguible), evitando propagar el incendio o aumentar el desastre.

Plásticos retaardantes al fugo

Las aplicación de retardantes al fuego resultan útil en materiales presentes en espacios cerrados con riesgos de combustión, como lugares destinados a recreo, alojamiento, educación, salud, hogares, oficinas, cines, teatros, embarcaciones, aeronaves, transportes, equipos industriales, etc.

El ejemplo típico de las bondades de la retardancia al fuego se tiene en un bus de pasajeros o Micro bus. Actualmente todo el interior, silletería y acabados están siendo fabricados con artículos plásticos los cuales son combustibles. Cuando hay una oferta diferenciada de estos vehículos, se ofrecen estas carrocerías a los clientes con características retardantes al fuego. En el primer caso, todo es combustible. Frente a la aparición de un incendio, todo se prende rápidamente y en la mayoría de los casos, los ocupantes de este transporte no alcanzan a salir convirtiendo este caso en una tragedia. Todo esto cambia radicalmente si los elementos utilizados en el interior son retardantes al fuego. Cuando se dice que la llama no entra fácil y luego, cuando los elementos plásticos se prenden, el fuego avanza lentamente, todo esto significa tiempo vital para que las personas evacuen el bus/micro y puedan salvar sus vidas. Generalmente este tiempo coincide mientras el conductor apaga la fuente del incendio y se logra al ser auto extinguible, salvar en gran medida  su patrimonio. Algo similar pasa con los ductos de basura en los edificios.

Plásticos retaardantes al fugo

Los plásticos con una química especial o retardantes al fuego, específicamente para las resinas poliéster insaturado, producto de nuestro uso diario en la elaboración de piezas reforzadas con fibra de vidrio, hoy están a nuestro alcance a través de dos alternativas: resinas que ya vienen de fábrica con características retardantes al fuego/auto extinguibles, lo que es poco común en nuestro medio o como alternativa, adicionar a nuestra resina común una carga (alúmina trihidratada), aditivo o pasta especial que la convierta en retardante al fuego.

Esta última alternativa es la más utilizada y práctica pues no todos los días se requieren piezas con retardancia al fuego.

Plásticos retaardantes al fugo

Generalmente, estas características se logra mediante la adición de un 15- 20% del aditivo especial a la resina, en forma de “pasta pigmento” de color crema el cual, aunque espesa un poco la resina, permite fabricar piezas reforzadas con fibra que cumplan la condición de retardancia al fuego.

Este aditivo, fabricado por lo general con trióxido de antimonio y una parafina clorada, afecta desfavorablemente el color, viscosidad y resistencia mecánica/química de la resina por lo cual hay que tener especial atención cuando se requiere fabricar piezas que deban resistir un alto esfuerzo/resistencia química o que tengan que cumplir un color o transparencias dado. Además, se debe tener en cuenta que el efecto retardante se va perdiendo con el tiempo. Todos estos aspectos desfavorables son menores cuando se utilizan resinas que han sido fabricadas desde el inicio, con propiedades retardantes.

Las propiedades de auto extinguibilidad y retardancia al fuego se deben a que durante la combustión se originan gases y humos densos, que al desplazar el aire no permiten la presencia del oxígeno, elemento indispensable para la combustión. Este gas o humo es tóxico y contaminante por lo que actualmente, se ha disminuido la utilización en los aditivos retardantes de compuestos halogenados que son reemplazados por alúmina trihidratada la cual, a altas temperaturas produce vapor de agua logrando el mismo efecto de desplazar el oxígeno sin tanto riesgo para la salud y el medio ambiente.

La retardancia al fuego/auto extinguibilidad como todas las especificaciones de una resina, está normalizada bajo pruebas de laboratorio practicadas sobre una probeta o pieza patrón que tiene dimensiones especiales. Estos ensayos/normas definen varios grados de retardancia, de acuerdo con la velocidad de combustión, la longitud quemada de la probeta y el tiempo que se demora para apagarse el fuego sin ninguna interacción humana.

Plásticos retaardantes al fugo

Cuando se fabrican piezas industriales como tanques, tuberías, torres de enfriamiento, etc., donde se emplean varias resinas para la parte estructural y/o de barrera química,   todas las resinas debe tener el aditivo retardante al fuego. Similar a lo anterior, en piezas decorativas que llevan gel coat, como bañeras, partes internas para bus o micro bus, botes, etc.; para que el aditivo retardante al fuego cumpla plenamente su labor, debe estar presente tanto en la resina como en el gel coat.

El poco conocimiento de sus ventajas, la falta de legislación que obligue al uso de estos aditivos y el adecuado manejo técnico, han limitado la utilización de los retardantes al fuego. Hoy hacer las piezas o equipos industriales retardantes al fuego, está a nuestro alcance y aunque su empleo aumenta un poco los costos, vale la pena incluirlos en la oferta de nuestros productos hacia los clientes/mercados sobre todo, porque brindan mayor seguridad a los usuarios de artículos en poliéster reforzado con fibras de vidrio o cargado.

En fibraplus.com estamos dispuestos para ampliar la información o dar mayor asesoría al respecto. “www.fibraplus.com un mundo de posibilidades para un selecto grupo de usuarios”.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *